La muerte de Bunny Munro

Artículo escrito por: Nuria A. Quintero

Confieso que compré esta novela empujada por la música que compone Nick Cave. Me constaba, porque lo había leído, que su primera novela, Y el asno vio al ángel, había sido un churro espectacular y que se le recomendó que continuara componiendo temas musicales, cantando, que abandonara lo de escribir, que no era lo suyo. Pero como a toda “star”, las recomendaciones le importaron un comino. Así que, veinte años más tarde, vuelve a presentar una nueva novela.
La muerte de Bunny Munro es la segunda novela de Nick Cave. Ferozmente promocionada, se ha utilizado todo tipo de estrategias para conseguir que el lector adquiera el libro. Entre ellas, las referencias a renombradas cantantes pop como integrantes del mundo onírico y onanista, no sólo del personaje, sino incluso del propio autor. Otro elemento: Una pintura de Gustave Coubert utilizado como cubierta del libro, en la que se muestra una vagina en todo su esplendor. Con todo ello, se  pretende situar al lector frente a algo que se supone va a ser transgresor y novedoso. Pero, no va a ser ni una ni otra cosa.
El argumento del libro: La historia de un hombre, Bunny Munro, representante de productos cosméticos que los vende a domicilio. Un personaje alcoholizado, adultero y según llega a definirse “adicto al sexo”,  que tiene que dedicarse al cuidado de su hijo, un niño de nueve años, después de que su esposa se suicide. Bunny Munro es un tipo acabado,  sórdido, un perdedor en toda regla.
Esta novela, que nos muestra la obsesión de un tipo por las vaginas, me parece realmente patética. El argumento es flojito y desde luego cojea por todas partes. No sé si Madonna, ni Kyle Minogue o Avril Lavinge estarán muy contentas por su utilización como recursos sexuales en el libro pues, como digo, no deja de ser una novelita sin nada que ofrecer pese a lo pretenciosa que parece a priori.
Cave no aporta nada nuevo. El personaje de Bunny Munro, sobre el que gravita toda la novela, es un personaje muy mal configurado. Nos los muestra como un  adultero, un obseso, un amante esposo incluso un padre entregado. Características que parecen no casar unas con otras por lo chocantes y contradictorias que son, pero así nos lo viste. Y el personaje cojea, también, caminando en su futuro pues no sabemos qué es lo que ha llevado a Munro a ese estado tan degradado con la que se nos presenta.
Supongo que esas cosas pasan con los que, siendo buenos en lo suyo, pretenden entrar en terrenos a los que no deberían ni arrimarse. Pero imagino que a Nick Cave todo eso se la trae al pairo. Alguien debería decirle que continuara cantando y que los libros los dejara para otros.
En definitiva, una novela mentirosa.

Calificación: Una estafa.

Tipo de lectura: Sencilla y expectante porque siempre esperas llegar a algo que no llega, ni llegará.

Tipo de lector: Adulto.

Argumento: La vida de un tío más salido que las pistolas de “Bufalo Bill” que tiene que ocuparse de su hijo tras el suicidio de su esposa, mientras se cepilla todo lo que tiene a su alcance.

Personaje: Desdibujados.

Donde puede leerse: Donde no les incomode que su vecino lea por encima del hombro.


Comentarios cerrados.