jun 30 2010

Paradiso

Artículo escrito por: Augusto Prieto

Es sorprendente cómo el mito del Ulyses de Joyce crece y se magnifica para los lectores en español, a pesar de la dificultad que entraña la traducción y la comprensión de su lenguaje, mientras que uno de los más grandes autores en lengua castellana, erudito, atenazado por la exuberancia con que nuestro idioma se asienta en las selvas americanas, permanece desconocido y casi proscrito.

Parece que se quiere entender a toda costa lo difícil de los otros por no encararnos con el estudio de lo que nos es más accesible y sin embargo más oscuro.

Puede ser con razón. Paradiso, del escritor cubano José Lezama Lima, está considerada como la novela más críptica que se ha escrito en español. Abriendo cualquiera de sus páginas al azar es asunto seguro que no nos quedemos con más impresión de la de estar atisbando una escena poderosa e inquietante por el ojo de una cerradura. Nos convertimos así en espías de la obra.

Todo está causado por la conjunción de una de las mentes literarias más brillantes de la literatura, poseedora de un caudal de conocimientos abrumador y la elaboración de un lenguaje brillante y mestizo generado en un mundo interior único.

Parece que la novela es en gran parte biográfica y relata hechos, gestas y antecedentes de la familia del propio escritor que se convierten, por medio de la utilización del artefacto literario, en una gran epopeya, nunca suficientemente considerada por nuestras Academias.

Pocas personas como su hermana Eloísa pueden penetrar el velo y le dejamos a ella la palabra y la explicación: “Paradiso es novela ejemplificadora para un estudio estructuralista: la interrelación entre genotexto, significado o contexto y el fenotexto, significante o texto, conducen a una dicotomía de lo real y alegórico en la novela.”

El propio escritor había contestado cuando se le preguntó que era su novela “Es mi madre, mi familia, la amistad en lo que significa de reto religioso (la apertura del compás, la amistad) y después la presencia de Oppiano Licario, que es una especie de doctor Fausto, de ente tibetano… el Eros de la absoluta lejanía, donde se confunden lo real y lo irreal en ideal lontananza.”

Que nadie se asuste ante estos comentarios porque es inútil iniciar con terror la lectura de esta obra importante. Debe acometerse tenuemente, poco a poco y con voluntad de continuar la lectura, quizás, para siempre; consultando introducciones y diccionarios como si fuesen oráculos. Dejará un poso de español crecido y los destellos de un ingenio único.

Lezama Lima intentó un sistema poético del mundo que sustituyera a las religiones, fue conversador sin parangón y poseedor de un vocabulario inmenso.

Los títulos de alguna de sus otras obras, son, por si mismos, haikus exquisitos. Hablo porque quiero hacerlo, de La cantidad hechizada, de Enemigo Rumor o de Fragmentos a su Imán.

Fue un genio y utilizó una escritura iniciática que solo podemos arañar.

Calificación: Obra maestra indiscutible

Tipo de lector: Atrevidos, intensos y voluntariosos.

Tipo de lectura: Extraordinariamente compleja.

Argumento: Oscuro

Personajes: Inquietantes y misteriosos.

¿Dónde puede leerse?: En absoluta concentración

¿Dónde encontrarlo?: Pídelo en tu librería habitual.


jun 29 2010

Maldives

Artículo escrito por: Augusto Prieto

Sin duda ninguna, Lonely Planet es la mejor colección de guías para viajar. Mejores que otras en la mayoría de los destinos y sin competencia en países asiáticos, Hispanoamérica y el mundo árabe.

No siempre se encuentras el destino buscado en español, pero la posibilidad del francés y el inglés multiplican enormemente la oferta y eso está muy bien.

Para Europa ya hay ediciones más trendy y más especificas que le hacen sombra.

Maldivas es un destino exclusivo, pero con esta guía (inglés), actualizada después del tsunami, tendremos acceso a lo que los privilegiados no ven y merece mucho la pena, Male, la capital, con su ambiente cosmopolita y sus mezquitas del siglo XVII talladas en piedra coral y los centros de buceo asequibles del atolón de Addu Atoll. Muy difícil encontrar esa información en otro sitio y merece la pena el viaje independiente a las islas.

Muy correctas descripciones de los resorts de lujo, donde se relacionan casi todos aunque los detalles no pueden competir con las fotografía de catálogo de las agencias o las fabulosas web de Soneva o One&Only.

Detallado todo lo relacionado con el buceo y breves pero excelentes introducciones geo-histórica y de vida salvaje.

Indispensable en la mochila y en el bolso de Prada.  Tom Masters la firma en solitario después de sus colaboraciones con el editor para Rusia y los países del Este.

Para Maldivas la mejor. Sin competencia.

Calificación: Buena.

Tipo de lector: Viajero alternativo.

Tipo de lectura: Amena. Inglés estándar.

¿Dónde puede leerse?: Durante el larguísimo vuelo.

¿Dónde encontrarlo?: www.orixa.es ; www.deviaje.es


jun 29 2010

Patrimonio

Artículo escrito por: Carmen Neke

Una de las cosas que me llaman enormemente la atención de la narrativa de Philip Roth es su sinceridad tan absoluta. Roth es capaz de escribir sobre cualquier tema, y de hacerlo sin juzgar, comentar o criticar. Se limita a exponer los hechos y los pensamientos a través de sus personajes, sin hacer ningún tipo de jucio de valor al respecto. Pero esto no quiere decir que sea una narrativa fría o distante: al contrario, se siente una enorme comprensión y empatía hacia las faltas, los vicios y los defectos que se van plasmando de manera casi documental. El autor no juzga, pero comprende. Esto es así en cada libro de Roth, pero en el caso de Patrimonio es aún más impresionante porque se trata de su propia vida lo que está novelando aquí. El libro trata sobre los últimos meses de vida de su padre, a quien diagnostican un tumor cerebral, y la difícil relación con su hijo, sus conversaciones, sus recuerdos. El autor hace de Philip Roth un personaje que sufre, ama, duda, rechaza… sin intentar justificar, explicar o suavizar la verdad, expuesta además con grandes dosis del típico humor judío amargo, absurdo y mordaz que Roth reconoce haber heredado de su padre. Hay que ser un gran autor para ser capaz de hacer algo así.

Es admirable la manera que tiene el autor de plasmar los sentimientos encontrados que le provocaba esta figura paterna, los años de lucha interna y la final aceptación del hombre que era su padre, con todas sus virtudes y todos sus defectos. La madre, en cambio, apenas aparece para morir y dejar al padre en la desolación y la soledad. La vida de la madre existe solamente en función de la de su marido, como figura silenciosa, paciente y amable pero sin las dimensiones míticas que se le conceden al padre. Una vida dedicada a los demás que no merece más que un par de párrafos sueltos en la obra de su hijo, quien es capaz de amarla y respetarla pero no de admirarla.  Es este un libro para hijos, sospecho, mucho más que para hijas. Pero en cualquier caso, es un gran libro.

Calificación: Impresionante.

Tipo de lector: Lectores masculinos que sean hijos o lo hayan sido alguna vez.

Tipo de lectura: Fascinante.

Engancha desde el principio.

No le sobra ni una página.

Argumento: Ser padre no es fácil, ser hijo lo es aún menos.

Personajes: De marcado color local judío y norteamericano, pero que expresan los sentimientos universales de amor y desamor, atracción y rechazo que se dan hasta en las mejores familias.

¿Dónde puede leerse? Libro todo terreno, se deja leer en cualquier parte.


jun 29 2010

Una habitación propia

Artículo escrito por: Nuria A. Quintero

De Virginia Woolf se han escrito muchas cosas. No sé si lo que de ella se dice es o no cierto, pero, sin lugar a dudas, es una escritora que revolucionó el papel de las mujeres en la literatura. Woolf perteneció al llamado Grupo de Bloomsbury (grupo integrado por una serie de intelectuales británicos -Leonard Wolf, Bertran Rusell, Vanessa Well, Katherine Mansfield, John Maynard Keynes- ) a principios del siglo XX. El nombre proviene del barrio en el que se encontraba la casa en la que residía Virginia Stephen y su esposo Leonard Woolf. Este barrio, situado alrededor del Museo Británico de Londres, todavía hoy guarda el carisma y la esencia de los barrios con historia propia. No duden en darse una vuelta por las cientos de librería que pueblan este distrito, si tiene la oportunidad.

Hasta la aparición de Virginia Woolf, el papel de las escritoras era totalmente secundario, posiblemente por el rol social que estaban obligadas a asumir. Las escritoras que encontramos hasta ese momento y que destacaban, son Emily Bronte, Jane Austen o Fanny Burney.  Las novelas de estas autoras despiden, todas, un cierto aroma a escritura de, por y para mujeres. Lo cual, entiendo, nos aleja muy mucho de la verdadera literatura.

Con Virginia Woolf, el panorama cambió. Una habitación propia es un ensayo elaborado a partir del discurso que la autora escribió cuando se le solicitó preparar una conferencia que versara sobre las mujeres y la literatura. Estas dos conferencias se pronunciaron antes la Sociedad Literaria de Newham y la Odtaa de Girton.

En este ensayo, una de las cuestiones fundamentales que Woolf  destaca es, que sin independencia económica, sin un espacio propio, ni el más genio de los genios puede llegar a escribir una buena novela. Por eso, en el año 1928, cuando escribió su ensayo sobre la mujer y la literatura causó un verdadero revuelo. Woolf va desgranando, a lo largo de su escrito, la relación de las mujeres con la novela, así como el papel que tienen asignados en ellas, poniendo de manifiesto que la mayoría de novelas no contienen personajes femeninos que pudieran considerarse reales. En la literatura, hasta entonces, sólo cabían dos tipos de personajes femeninos, las mujeres las que eran buenas y virtuosas o las que eran pecaminosas y la encarnación de todo mal.

Destaca la práctica inexistencia de mujeres escritoras de un cierto nivel. Sin embargo, lo novedoso de esta crítica, no radica en poner de manifiesto lo que ya era evidente, sino en destacar la causa de esta situación que, no es otra, que la falta de una formación concreta sumada a la falta de independencia económica. Sin libertad de todo tipo (este añadido es mío), no cabe una buena novela.

Este y no otro es uno de los pilares de la libertad de las personas, no sólo en la época de Woolf, sino en la nuestra propia. De ahí que se hiciera famosa su reivindicación de “una habitación propia y quinientas libras esterlina”.

El discurso de Virginia Wolf se cierra con algo que a mi me parece fundamental (no sólo en cuestiones literarias, sino como manera de afrontar una vida nueva en libertad), invitando a las mujeres de principios del siglo XX a seguir escribiendo todo tipo de libros, aunque no fueran unas escritoras brillantes, pues sólo asentando las bases de una buena cultura y practica literaria, en el futuro, podrían conseguirse grandes escritoras.

La libertad nunca antes había sido reflejada en una habitación a la que pudiéramos cerrarle las puertas.

Calificación: Excelente.

Tipo de lectura: Precisa e intensa.

Tipo de lector: Escritores en ciernes.

¿Dónde leerse? En las escalinatas del Museo Británico estaría bien, pero nos vale el Museo del Prado, la Fundación Miró o cualquier espacio donde se respire cultura y lo tenga ud. a mano.

¿Dónde encontrarlo? En su librería habitual.


jun 28 2010

Historias de Amor de la India

Artículo escrito por: Nuria A. Quintero

Historias de Amor de la India es una recopilación de historias elaborada por Víctor Giménez Morote tras recorrer el país recogiendo historias de amor contadas por personas de distintas castas. La India es un país con una vasta y antiquísima tradición oral de la que, poco a poco, se van realizando compilaciones y recopilaciones que permiten que estas historias no se pierdan. El tema central de estas es el amor. Este es precisamente un rasgo diferencial del arte hindú, de su literatura y pensamiento.

En esta recopilación, el autor divide los relatos en cuatro grandes grupos: las historias procedentes de la mitología (Shiva, Krishna…), de los textos clásicos indios (textos llenos de fantasía e imaginación aún no adulterada por la influencia de culturas foráneas de India), relatos históricos (de los tiempos en que el imperio Mongol primaba) y una serie de relatos populares.

En estos textos, algunos de los cuales, como se ha dicho, recoge la mitología hindú, se nos mostrará a unos dioses como seres cercanos y la trascendencia destructora de la maledicencia y la calumnia.

Para la selección de estos relatos, el recopilador ha partido de de la tradición oral y él mismo nos cuenta que incluso se negó, inicialmente, a leer o releer los textos escritos que sobre esas historias mitológica o clásicas ya existían, es decir, anteriores a su trabajo, pues lo que de verdad le interesaba era trascribir la realidad de la tradición oral divulgada.

A través de estos relatos, podremos ver como la India, en un tiempo pasado, tuvo un gran aperturismo, tolerancia y respeto hacia las relaciones sentimentales establecidas libremente sobre la base del amor. La mujer ocupo un lugar preponderante en las sociedades hinduistas y budistas hasta aproximadamente el siglo XI, y podía moverse libremente. Los matrimonios, salvo las limitaciones religiosas, eran siempre por amor.  Posteriormente, tras las invasiones musulmanas, el sistema cambió, se impuso el concepto de deber al del placer y, más tarde, el del sacrificio al de la felicidad. A partir de ese momento, la mujer fue relegada a una simple mercancía. El amor pasó a relegarse a un segundo plano.

Con motivo de este cambio y opresión surgió, por poner un ejemplo, la leyenda de Rai Praveen, poetisa de Orchha que llegó a enfrentarse al emperador Akbar para defender su derecho a ser feliz con el hombre de su elección.

Actualmente, se empiezan a detectar pequeños cambios a la posición que ha venido ostentado la mujer, desde aquellas invasiones. Primero mongoles, posteriormente musulmanas, incluso británicas, pero aún deberán transcurrir muchos años para que la sociedad vuelva a un lógico equilibrio de géneros.

Aquí les dejo un poema de mediados del siglo XVI,  escrito en sanscrito:

चौंकतिसीचितवै del “केसव”, छितिपाँधरकेतरकैतकिछाँहि

बूझियेऔरकहैमुखऔर, सुऔरकीऔरभईछिनमाहिं

डीठीलगीकिधौंबाईलगी, मनभूलिपर्योकैकर्योकछुकाहीं

घूँघटकी, घटकी, पटकी, हरिआजुकछुसुधिराधिकैनाहीं

Cuida bien este día. Este día es la vida, la esencia misma de la vida.

En su leve transcurso se encierran todas las variedades de la existencia, el goce de crear, la alegría de la acción y el esplendor de la belleza.

El día de ayer no es sino un sueño y el de mañana una visión.

Pero un hoy bien empleado hace de cada ayer un sueño donde apoyar la vida y de cada mañana una visión de esperanza.

Cuida bien, pues, este día.

Calificación: Curioso, pero sólo para los que se sientan atraídos por la mitología hindú.

Tipo de lector: Cualquiera, están redactados de un modo muy sencillo.

Argumentos: Historias de amor mitológico y clásico de la India, entre ellas la de Shiva y Parvati, la de Shiva y las Gopalas, Padmini y Pratva Singh.

¿Dónde leerse?: En su casa, a la luz de unas velas y con el incienso quemando.

¿Dónde adquirirla? En la editorial directamente, José J. de Olañeta Editor, o en las librerías Altaïr.


jun 28 2010

La casa verde

Artículo escrito por: Carmen Neke

La casa verde de Mario Vargas Llosa es una novela global, que crea su propio universo a partir de la realidad geográfica de Perú: el desierto, la montaña, la selva, la costa. En este universo, los personajes van a ser arquetipos del sector social que representan: militares, monjas, indios, cholos, blancos). La novela se desarrolla en varios entornos diferentes que se van alternando en la narración, y también en diferentes espacios temporales. En la parte Uno todavía los personajes y las situaciones se presentan de manera independiente, pero a partir de la parte Dos se va viendo mejor cómo se interrelacionan entre sí. También se va aclarando la temporalidad, pues se nos presentan mezclados los sucesos de diferentes épocas, y al principio es difícil establecer la cronología exacta de los hechos.

En los diálogos aplica Vargas Llosa una técnica muy suya de ir alternando los diálogos presentes y pasados sin preámbulo alguno, los protagonistas de los sucesos de los que se habla en los diálogos intervienen de manera directa. El contraste entre las descripciones pausadas y quasi míticas de unos fragmentos con los diálogos ultradirectos de otros es enorme, pero la diferencia de estilos también es una gran ayuda para el lector, que de esa manera se va ubicando con relativa facilidad en los diferentes entornos de la historia, cada uno presentado con un estilo muy particular y propio.

Los personajes, a su vez, se van haciendo cada vez más entrañables a medida que avanza la novela. Sobre todo los personajes femeninos, esas mujeres que Vargas Llosa sabe crear con tanta maestría, tan femeninas y al mismo tiempo dotadas de una enorme fortaleza de carácter y poder de decisión, lo que les permite sobrevivir en un mundo masculino y enormemente hostil hacia ellas. Estos personajes femeninos (especialmente Lalita y Bonifacia) son la clave y el hilo conductor de todo el relato. Mujeres compradas y vendidas, que pasan de mano en mano y cuyo destino va siendo marcado por los hombres que les tocan en suerte. Pero que al mismo tiempo no son ni mucho menos víctimas: saben sobrevivir mucho mejor que los hombres en el mundo hostil y salvaje de los diferente entornos naturaleza (el desierto, la selva, el río) y van a terminar como triunfadoras morales de la historia, aunque el destino les haya deparado tan poca fortuna. Los personajes masculinos, en cambio, van sufriendo un proceso de degeneración a lo largo de la novela, y al final se descubre que su orgullo no era más que bravuconería, sus grandes planes sueños irrealizables, y ante la adversidad se vienen abajo por completo.

Una novela espléndida, que si en una primera lectura apasiona y asombra, en una segunda lectura va a revelar toda su potencia narrativa y de evocación de ambientes.

Calificación: Obra maestra incuestionable.

Tipo de lector: Con tablas y paciencia.

Tipo de lectura: Para lectores exigentes y experimentados.

Argumento: El presente y el pasado se mezclan en el marco de una Naturaleza indomable donde van a pasar muchas cosas hermosas y terribles, en el tránsito de un pasado mítico a la cruda modernidad.

Personajes: Todos los tipos humanos que se movían en los entornos naturales del Perú, intentando sobrevivir a pesar de todo.

¿Dónde puede leerse? Junto a un río, cerca de la selva o en medio del desierto. O simplemente en el salón de casa.


jun 27 2010

Tierra virgen

Artículo escrito por: Gabriel Ramírez Lozano

Alberto Vázquez-Figueroa escribe muy mal. Cuenta historias que deja sin resolver. Siempre. Para mí es un misterio esto de publicar basura y que la compren.
Intenta Vázquez-Figueroa mostrarse accesible desde su lenguaje y lo que consigue es un montón de páginas (qué pena de libros) llenas de garrapatas. A decir verdad, sus novelas, en general, y esta Tierra Virgen en particular, son una enorme y monstruosa garrapata. Esta va de la destrucción de la selva amazónica. Es decir, va de cómo talan árboles sin compasión para publicar novelas como este bodrio. Una tribu, un americano arrepentido por las barbaridades cometidas en la guerra, una enorme mina de cobre, un negocio destructor y conflictos que van apareciendo a medida que la novela avanza. Todo ello contado del mismo modo que lo haría mi madre a una vecina. Muy clarito, pero inservible para la literatura. Por si fuera poco, el final de la novela es de esos que un autor (carente de capacidad de fabulación) se saca de la manga para cerrar el asunto, cobrar el adelanto y comenzar con la siguiente idiotez que se le pasa por la cabeza. Una pena.
Tanto papel desperdiciado para tan poca cosa sí que sensibiliza con la tragedia del amazonas. Gracias Alberto, gracias.

Calificación: Lamentable.

Tipo de Lector: Mejor no intentarlo.

Tipo de lectura: Aburrida. Inservible.

Sobra todo.

¿Dónde puede leerse? Pues no se me ocurre nada. De verdad.

¿Dónde puede comprarse? Pues en cualquier sitio. Pero no se gaste el dinero. En serio.


jun 27 2010

Beato de Liébana, Manuscritos iluminados

Artículo escrito por: Augusto Prieto

En torno al año 776, en el valle de Liébana, en las Asturias de Santillana, apartado del mundo en el monasterio de Santo Toribio, un monje del que sabemos poco más que su nombre, Beato, realiza una interpretación del Apocalipsis.

En esa cristiandad acosada por los musulmanes, con las poblaciones refugiadas detrás de las montañas, comienza a extenderse una intuición que marcará los siglos siguientes, la del advenimiento del fin del mundo, cuando se cuente el milenio del nacimiento del profeta.

Urge, pues, acercarse a la visión que Juan tuvo en Patmos, turbadora y misteriosa. Prepararse para los acontecimientos prodigiosos que marcarán el fin de los tiempos.

Los monasterios de los pequeños reinos cristianos peninsulares, se apresuran en obtener copias y la tradición se mantendrá durante cerca de cuatrocientos años.

Hoy existen veintiséis, de algunas solo se conservan fragmentos. Están consideradas obras cumbres de la miniatura medieval. Las conocemos como beatos y son tesoros de las bibliotecas que los custodian, sea en Madrid o El Escorial, Paris, Londres, Nueva York, Méjico y Lisboa. Archivos eclesiásticos albergan los ejemplares destacados de Gerona, el Burgo de Osma y la Seo de Urgell.

En este ensayo, el profesor Joaquín Yaiza Luaces analiza y compara los manuscritos, establece las distintas tradiciones o familias que dieron lugar a imágenes bellísimas de una fuerza simbólica intensa y aterradora. Nos informa del contexto histórico que hizo surgir estas obras maestras y pervivir en el tiempo, mientras analiza con atención la organización de los diferentes beatos y sus ciclos iconográficos.

Imágenes que participan de la tradición mozárabe y están desplegadas en viñetas para que fueran comprensibles para aquellos que no sabían leer.

Las ediciones de Moleiro, calificado para facsimilar muchos de los originales, son elegantes y cuidadas. Las fotografías son muchas y de gran calidad. El libro hace un regalo excepcional.

Calificación: Muy bueno.

Tipo de lector: Cualquiera interesado en los códices miniados. Historiadores.

Tipo de lectura: Asequible.

¿Dónde puede leerse?: En la sala de estudio.

¿Dónde encontrarlo?: www.moleiro.com