may 26 2010

La Conjura de los Necios

Artículo escrito por: Fernando Glez. Nohra

El tipo éste se pasó un par de años escribiendo una novela. Y después de eso todavía algunos más corrigiéndola. Es lo normal, supongo. El hecho es que John Kennedy Toole no era cualquier hijo de vecino sino todo un profesor de literatura, cosa que de algún modo le confería un aura especial. Cuando por fin terminó su ladrillo, La conjura de los necios, el autor empezó un largo peregrinaje que lo llevaría a presentar su original en un sinfín de editoriales. Como es lo usual, y al contrario de lo que él creía que pasaría, los rechazos no tardarían en llegar. Tampoco los portazos en la cara. Los editores se lo peloteaban como jugadores calentando en la cancha antes de un partido de fútbol. Hubo uno en especial que lo meció durante años y que en el colmo de su insensible divertimiento hizo que Toole corrigiera una y otra vez determinados pasajes de su novela, dándole vanas esperanzas de verla publicada, de por fin terminar de parir a su mofletudo y misántropo anti-héroe Ignatius J. Really.

Un día, sin decirle nada a nadie, el escritor de 32 años condujo su auto desde su Nueva Orleáns natal hasta Biloxi, Mississippi, donde paró en un descampado. De la maletera sacó una manguera y conectó uno de los extremos al tubo de escape. Por la ventana del lado del conductor introdujo el otro extremo en el habitáculo del auto. Abrió la puerta y se acomodó en el asiento, subió la ventanilla y encendió el motor.

Se suicidó.

Así, de pronto, muerto por las letras… se diría incluso que a manos del mismísimo Ignatius.

No hubo otra razón aparente, al menos a primera vista.

Pero alrededor de diez años después, mientras ordenaba la habitación de su difunto hijo, la madre de John Kennedy Toole encontró un casi ilegible manuscrito. Lo leyó y le pareció una obra maestra. En ese momento la buena señora Toole se impuso la tarea de hacer que la novela que empujara a su hijo al suicidio fuera publicada. Empezó entonces un extenso y particular calvario que la llevó a presentar el manuscrito en infinidad de editoriales, sin resultados, como pasó con su hijo; sin embargo, a diferencia de John, ella tuvo el tesón necesario para agotar todas las posibilidades y finalmente tocar la puerta del escritor Walker Percy.

Percy no sólo leyó la novela sino que la devoró, cada vez más entusiasmado. Él mismo presentó el manuscrito en la editorial de la universidad donde impartía clases, la estatal de Luisiana. La conjura de los necios vio la luz, al fin, en 1980. En 1981, a John Kennedy Toole le fue concedido el premio Pulitzer de manera póstuma.

Dicen que se trata de una inteligentísima, ácida y disparatada novela. Muchos no dudan en comparar con el Quijote al personaje principal, el desmesurado gordo Ignatius J. Really. Incluso hay una estatua de Ignatius en la calle Iberville, de Nueva Orleáns.

Aunque, sinceramente, no sé por qué.

Calificación: Ladrillo para unos, obra maestra para otros.

Tipo de lector: Genios. Y los que se conjuran contra ellos. Es decir, todos.

Tipo de lectura: Amable.

Engancha desde el principio. O no.

Argumento: Un gordo infame en el mundo.

Personajes: Lo mejor de la novela.

¿Dónde puede leerse? En el Burguer King.

Compra libros. No dejes que desaparezcan.


Semen UpLo estas haciendo muy bien


may 26 2010

Las llaves de San Pedro

Artículo escrito por: Augusto Prieto

Roger Peyreffite, francés, diplomático, transgresor en su vida privada y en sus obras, se hizo célebre en el mundo por sacar del armario al Papa Pablo VI, que se defendió leyendo un Domingo de Ramos desde el balcón de San Pedro, su delle cose orribili e caelumniose.

El autor hereda en su escritura una elegancia y una corrección extremas, muy en la tradición de Montherland y de Gide, también en los temas. En esta novela, con el pretexto de un argumento más bien incidental, repasa los fundamentos, el funcionamiento y los mecanismos que mueven la institución de la Iglesia católica y lo hace de una manera magistral.

Siempre nos encontramos en el filo sutil de intentar saber a dónde llega lo informativo, lo explicativo y donde comienza la sátira descarnada. La ironía es muy elaborada y muy sofisticada. Seria, muy ancien regime. Deliciosa.

El capítulo en el que se refiere a las reliquias sagradas y a todo lo que tiene que ver con ellas es absolutamente demencial porque Peyrefitte conoce profundamente los temas de los que habla y se basa para esta narración de importantes contactos peligrosamente próximos al trono pontificio.

Es una crítica demoledora a la corte de Pío XII, con alusiones bastante transparentes a la vida sexual del pontífice y personajes fácilmente reconocibles bajo dignidades y nombres supuestos. La publicación del libro supuso un escándalo monumental.

La escritura es densa, no es fácil, pero entretiene, informa y divierte.

Este es un autor muy poco conocido en España, del que apenas se han editado dos o tres novelas, el resto circulan en viejas ediciones argentinas de los años cincuenta de la Editorial Sudamericana.

Peyrefitte es inteligente, pérfido y malvado y esta novela es un auténtico regalo envenenado.

Calificación: Muy bueno

Tipo de lector: Amantes del viejo estilo francés de los sobrentendidos y las imágenes

Tipo de lectura: Ardua, excesiva

Argumento: Bastante evanescente

Personajes: La mayor parte de ellos reales

¿Dónde puede leerse?: Desde luego en Roma, entre visita y visita

¿Dónde encontrarlo?: Intentarlo en www.iberlibro.com


F.PoulencConcertos for organ in g moll.Andante.Allegro giocoso.


may 26 2010

Voyage Pittoresque de La Syrie, de La Phenicie, de La Palestina et De Le Basse Egypte

Artículo escrito por: Augusto Prieto

El dibujante francés de origen catalán Jean-François Cassas, acompañó en 1784 a Choiseul-Gouffier en su embajada ante la Sublime Puerta y prolongó a continuación su viaje por Oriente durante tres años realizando bocetos y dibujos para una magna obra que hubiera debido de componerse con más de cuatrocientos grabados.

La mayoría de los dibujos son de monumentos pero también de piezas arquitectónicas, animales, trajes y escenas costumbristas.

Son característicos, porque en ellos, el autor hace una recreación teatral en la que sueña una atmósfera, representando los monumentos vivos, habitados por cortejos a caballo, hendidos por el humo que asciende de los pebeteros hacia el cielo. Destacan por encima de los demás, los de las pirámides de Gizeh, Tebas, el templo de Denderah, las ruinas de Palmira, las mezquitas de El Cairo y los templos libanes de Baalbec.

Desafortunadamente la belleza y la perfección de los grabados, ejecutados por Racine, de la única edición de París -1799, tres volúmenes en uno, In Folio- ha sido causa de la destrucción de muchos ejemplares para ser vendidos despiezados. Un desastre común a casi todos los libros ilustrados.

Son 180 grabados de los cuales 28 lo son a doble página. Existen suntuosos ejemplares coloreados a mano que nunca alcanzan la belleza de los que carecen de color.

Calificación: Maravilloso

Tipo de lector: Privilegiados

¿Dónde puede leerse?: Al regresar de Oriente para evocar las sensaciones

¿Dónde encontrarlo?: Bibliotecas, anticuarios, subastas internacionales


haendelsarabande


may 25 2010

Querelle de Brest

Artículo escrito por: Augusto Prieto

Es lógico pensar que los que lleguen a esta novela lo hagan siguiendo la estela de la película de Fashbinder que es hermosa, sensual y violenta. Harán bien en llegar y encontrarán aquí, sobre todo, la voz angustiada del narrador y la belleza poderosa de las imágenes. Son dos obras distintas que participan sin embargo de un mundo que Genet tenía dentro y que extendió sobre el papel para explicárselo a sí mismo.

Es una metáfora del amor y de la crueldad, sobre el valor supremo de la belleza. Habla Genet de una sexualidad subterránea y devastadora, del anhelo de la muerte y de la desesperación ante el encuentro con el cuerpo deseado.

Restaña el autor las heridas del crimen, justifica el asesinato, entra en el prostíbulo hechizante de Madame Lysiane donde el marinero se enfrenta con su hermano en un juego de duplicidad que representa la muerte y la disolución. La tensión sexual.

Querelle es un marinero que habita en las sombras del puerto de Brest, metáfora de todos los puertos y de todas las sombras.

Esta novela, en la que se intuyen hechos biográficos del autor es de una belleza estremecedora. Siempre será uno de los iconos de la literatura gay.

Los restos mortales de Jean Genet, el gran maldito de la literatura francesa, reposan en la tierra española del cementerio de Larache, en Marruecos.

Su publicación en 1953, ennoblece a Francia y a sus letras.

Calificación: Extraordinario

Tipo de lector: Intensos

Tipo de lectura: Aparentemente sencilla pero con un importante trasfondo simbólico

Argumento: Inquietante y amenazador

Personajes: Crueles como la vida

¿Dónde puede leerse?: En cualquier taberna de cualquier puerto del mundo.

¿Dónde encontrarlo?: www.libreriaberkana.com


Jeanne MoureauLes Mensonges


may 25 2010

El Valle de los Avasallados

Artículo escrito por: Daniel Glez. Irala

Novela de Réjean Ducharme que sirvió para ilustrar el film de Jean Claude Lauzon, Léolo. Es una apuesta canadiense que rescata la editorial Domaverso para el lector español y trata sobre la vida de una niña llamada Berenice Einberg, un personaje redondo, pero peligroso de definir que se mueve entre un pensamiento superdotado y demasiado maduro para su edad (11 años). La novela en principio se centra en sus pensamientos, pero van apareciendo personajes como su hermano Christian (hacia quién siente algo parecido al complejo de Edipo, desde que éste tiene novia), su odiada y estricta madre; un padre al que admira, pero que fantasea con matar; su novio Constance Exschange y una chica con la que juega a sentir la llamada de Lesbos, Gloria.

Desde el principio en la vida de Berenice existe una necesidad de impostarse para preservar su alma; por eso, quizás, el lector adulto trate de identificarse a través de una mirada que no elude delirios de grandeza, odios exacerbados y desconfianza a ultranza como forma de amarse, más que una actitud egoísta y caprichosa ante el mundo. Por ejemplo, nacer no es salir del útero de una madre, en realidad nacer es renacer y, en cualquier caso, se hace a los cinco años, cuando el niño es consciente de su relación con lo que le rodea.

Y es que Berenice, no siente amor por nadie. Abundan las referencias mitológicas y los disfraces literarios, sorprende que se juegue a quebrar la estructura con elementos paraliterarios, tales como saltarse la numeración de los capítulos, jugar con las palabras de un modo estrambótico,…

La lectura engancha sobremanera desde el principio, pero llega un momento en que se hace densa, sobre todo cuando vemos a la niña, más que pensando o escribiendo su diario, dialogando o interactuando con sus familiares o fantasmas.

Calificación: Muy buena.

Tipo de lector: Dispuesto a introducirse en una realidad trágica. Las cien primeras páginas recuerdan incluso a Salinger.

Tipo de lectura: Enriquecedora, va más allá.

Argumento: Vida, sueños, pesadillas de una niña con tanta, tanta vida interior…

Personajes: Bien perfilados unos. Desdibujados otros.

¿Dónde puede leerse? Sentado en el suelo de la cocina, a la luz de un frigorífico viejo, como Léolo.


Nina SimoneFeeling Good


may 25 2010

El Arte de Perder

Artículo escrito por: Nuria A. Quintero

El arte de perder, es la última novela escrita por Lola Beccaria que, el año 2009, obtuvo el Premio Azorín.  La historia de Sara y Enzo, dos personas que se conocen a través de la red  fraguan una relación a base de extensos correos electrónicos que ella escribe y escuetos mensajes de teléfono móvil con los que él responde. Una historia, donde a fuerza de querer ganar, se llega a perder todo.

En El arte de perder, la escritora nos describe minuciosamente la personalidad de Sara apuntando apenas la del otro protagonista, Enzo. Se  recrea en los episodios en los que Sara, mediante una elaboración mental de la personalidad de Enzo, acaba dependiendo ferozmente de un hombre al que apenas conoce. Un tipo permanentemente en la sombra.  Una novela que pese a relatarnos lo que pareciera  una historia de enamoramientos cibernéticos, nos relata, en realidad, la historia de una frustración, de la caída y tocada de fondo de una mujer que deja de lado su vida para depender, casi hasta lo enfermizo, de un escueto “te deseo”. La necesidad de encontrar, a cualquier precio, al hombre ideal que satisfaga sus aspiraciones sentimentales, la embarcará en un espiran de humillaciones continuas y de pérdida de identidad.

Esta novela no tiene un argumento novedoso, las historias de amor desesperado llenan cientos de libros. La novedad tampoco radica en la introducción de la temática de las nuevas tecnologías, sino en que frente a la apariencia de una novela con dos protagonistas, en realidad nos sitúa frente a un extenso monólogo sobre el estado mental y pasional de su protagonista femenina.

Lola Beccaria consigue transmitir con su personaje la angustia vital del que lo ha perdido todo, porque se ha perdido a sí mismo.

Clasificación: Cuestionadora.

Tipo de lector: Cualquiera, pero sobre todo recomendada para aquellos que tienen tendencia al ciberenamoramiento.

Argumento: Chica se obsesiona con chico al que conoce en internet y termina convertida en una piltrafa

Donde puede leerse: En cualquier sitio pero no en un cibercafé, puede entrarle pánico y cargarse algún ordenador.

Donde encontrarlo: En su librería habitual.


Enrique Urquijo y Los secretosColgado


may 25 2010

El Ejército de Salvación

Artículo escrito por: Augusto Prieto

Nacido en la ciudad marroquí de Salé en 1973, Abdelá Taia es uno de los más jóvenes representantes de la literatura marroquí. Y francesa también, porque en esa lengua escribe desde la ciudad que, finalmente, ha elegido para vivir, París.

Es un escritor sencillo y honesto y por eso su prosa nos llega muy adentro. En esta novela se mezclan retazos autobiográficos de su infancia y su juventud en Marruecos y de su primer viaje a Europa, a donde llegó para estudiar. Nos cuenta la historia de extrañamiento de una persona que en todas partes se siente extranjero y sufre por eso, y gracias a esa vivencia y ese sufrimiento tiene mucho que decir. Mucho que aportarnos.

Ese viaje iniciático por la infancia y por Europa está marcado por un hecho decisivo, su orientación sexual; por un deseo desesperado, no olvidar los olores y los sabores de su infancia; y por un afán, el de ser aceptado en el mundo cultural que ha luchado por habitar.

Quizás no sea una obra maestra de la literatura porque su lenguaje es básico, humilde casi, pero es muy importante escuchar esa voz porque nos ayudará a entendernos, a todos.

Para que desterremos la palabra “otros”.

Es un relato tierno y conmovedor que se lee en un rato. Merece la pena.

Calificación: Entrañable

Tipo de lector: Cualquiera

Tipo de lectura: Sencilla

Argumento: Fácil de seguir

Personajes: Muy cercanos

¿Dónde puede leerse?: En cualquier sitio. Especialmente en un avión. Entre el norte y el sur.

¿Dónde encontrarlo?: En www.libreriaberkana.com lo tendrán seguro. Ellos han presentado al joven autor en nuestro país en una de esas iniciativas interesantes que merecen todo nuestro apoyo.


El Lebrijano y Orquesta Andalusi del TangerPensamientos


may 24 2010

Resumen de Urbanidad para las Niñas

Artículo escrito por: Nuria A. Quintero

Abrir un libro y que las primeras palabras que lees en él sean:

“Lo primero que exige el aseo del cuerpo, es lavarse y peinarse. Por tanto al levantarme por la mañana, después de santiguarme y de dirigir el corazón a Dios, mi primer cuidado será lavarme y peinarme. ¿En qué forma se lavará V.? Me lavaré las manos, y con ella el antebrazo y la cara y también las orejas y el cuello, para no hacer exhibición de la suciedad, como los que se lavan solamente una parte de la cara.”

Si continuas pasando páginas y lees que:  “Son vicios de grosería y por lo mismo deben evitarse empezar por comer pan, romperlo con los dientes, comerlo con la sopa o mojarlo en ella, revolver la sopa con la cuchara, recorrer las orillas del plato, soplar los manjares muy calientes, sorber con ruido, hacer ruido al mascar y abrir la boca dejando ver la comida que masca”, y cuando, ya no pueden evitarlo, siguen pasando páginas y leen: “El hábito de escupir siempre es reprensible por la mortificación que causa. Cuando la necesidad me obligue, lo haré en lugar y modo conveniente, para impedir que se ofrezca a la vista de los demás cosas de suyo siempre repugnantes”, pues ya quedarán enganchados hasta el final.

Cosas así no pueden dejar a nadie indiferente. El libro del que les estoy hablando es un tratado de urbanidad de principios del siglo XX, en concreto Resumen de Urbanidad para las niñas de Pilar Pascual de Sanjuan. Este libro, que de buenas a primeras podría ser tachado de machista, tiene que ser visto con los ojos de la época a la que pertenece. En aquel momento, estaban pensados, al menos, en este caso, para ayudar a inculcar a los niños y niñas normas de comportamiento que facilitaran la convivencia y la hicieran más amable. Algunos dicen que más hipócrita o servil, eso ya es cuestión de opiniones. El estilo, lógicamente carrinclón, no deja de hacerlos curiosos y, a mi entender, una lectura muy agradable para pasar una tarde cualquiera.

En estos momentos, algunas de las indicaciones que el libro sugiere, nos pueden resultar ridículas, incluso graciosas, pero en su momento eran el no va más en las normas de protocolo. Se consideraba que el cuerpo humano era corrupto, y todo debía controlarse, desde el aseo, a las posturas que uno adoptaba, el trato que debía dispensar a los niños, a los criados, etc. Sin embargo pese a que estos tratados de urbanidad están de capa caída, de hecho ya no existen, no es menos cierto que visto el comportamiento gorilesco que algunos de nuestros congéneres gastan, no nos vendrían mal que, además de los libros de autoayuda que tanto proliferan, volvieran a publicarse los tratados de urbanidad, que alguien los pusiera de moda y así, en las escuelas, mientras se enseña con ellos a leer, se educa en buenos modos a los niños. Ganaríamos todos y todas, estoy segura.

Calificación: Curioso.

Tipo de lector: Cualquiera que quiera asomarse a los usos y costumbres sociales de principios del siglo XX, sin prejuicios.

Argumento: Normas de urbanidad y comportamiento en sociedad, en la de inicios del siglo XX.

Dónde leerlo: En compañía de otra persona para poder ir comentando la jugada.

Dónde encontrarlo: Librerías de segunda mano.


perez prado rosemary clooneysway cha-cha