La soledad de los números primos

Artículo escrito por: Daniel Glez. Irala

Intensa y plagada de metáforas, la novela escrita  por Paolo Giordano (italiano,26 años, licenciado en Física Teórica) es un intento cientifista de sistematización en el lenguaje que queda bastante mejor resuelto que, por ejemplo, en el caso de  “Nocilla dream”. Lejos, pues, de querer epatar con la sabiduría propia y ajena, Giordano sabe utilizar el concepto de números primos gemelos, que no llegan a tocarse, o del principio de Arquímedes, siempre al servicio de la historia, para mostrar una inquietud real sobre el mundo interior de sus personajes, seres solitarios y de infancia y vida difíciles, que demuestran ser insólitos por las pragmáticas que aplican a su cotidianidad, algunas realmente extrañas, pero fácilmente traducibles a un lenguaje icónico o gráfico.

El libro comienza ya deslavazado, narrando la historia de una niña que vive aprisionada entre la mentalidad de unos padres, que quieren que haga muchas actividades extraescolares con propósito de convertirla en niña prodigio.

A continuación, se nos cuenta la vida de Mattia y Michela, dos hermanos gemelos sobreprotegidos por sus padres que caminan por un parque; él es un tipo muy inteligente y pedante a la par que hipersensible; ella es una niña que desconoce los peligros de la calle no por inconsciente, sino debido a un retraso mental. Mattia sueña con eliminar el lastre que supone que los demás los juzguen igual, dejando a la niña abandonada en un parque cuando los dos iban de camino a casa. Del resultado de esta acción, Mattia sufrirá tanto remordimiento que desarrollará una suerte de autismo.

Clasificación: Original, diferente.

Tipo de lector: No sólo los que acudan a la estantería de más vendidos, sino aquellos que se sientan raros, edición limitada.

Tipo de lectura: Sencilla, se entra bien en el juego. No sobran páginas

Argumento: Infancia y vida de un niño que tras una travesura, recibe su propia medicina. El tema probablemente estribe en torno a lo sobrevalorado de la inteligencia como facultad para resolver los problemas.

Personajes: Extraños, problemáticos.

¿Dónde puede leerse? En el patio de un colegio de niños de educación especial.


Monica Molina y Odette BrindisNo te pido


Comentarios cerrados.