El nombre de la rosa

Artículo escrito por: Augusto Prieto

El éxito universal de este libro se debe a que Umberto Eco, ensayista, sabio y semiólogo utiliza dos niveles de profundidad en el texto. Lo que se ha venido a llamar double coding.

El primero ha convocado la aprobación unánime del público que aplaude una novela con un argumento bien tramado, apasionante, descansado de leer. Una historia de crímenes misteriosos en una abadía medieval  apartada del mundo y que es el mundo en sí mismo. Una novela policiaca situada en un marco muy atractivo.

Por debajo de esa lectura, el escritor enhebra metatextos, alusiones literarias, ingeniosos narradores y narratarios y guiños a la historia de la filosofía. En ese sentido, El nombre de la Rosa participa de algunos de las características de la novela postmoderna. Esta segunda lectura fascina a los críticos y a los estudiosos.

Es amena y fácil de leer aún sin entender las alusiones, es un best seller y al mismo tiempo una novela culta.

Profundo conocedor de los códigos medievales, Eco se esfuerza en una recreación histórica sin precedentes en tanto que es entretenida y al mismo tiempo enciclopédica. Tremendamente visual.

La historia de El Nombre de la Rosa es la de un éxito clamoroso. Es popular y se vende masivamente. Gusta a todo el mundo. Se ha traducido a todos los idiomas. Todo ello es merecido, fruto de la conjunción de una imaginación fértil, una preparación minuciosa y un trabajo que intuimos extenuante. Con todo ello, Eco se ha convertido en uno de los autores más leídos de nuestro tiempo.

Calificación: Extraordinaria.

Tipo de lector: Cualquiera. Ideal para jóvenes y adolescentes.

Tipo de lectura: divertida, entretenida, amena.

Argumento: sutil e ingenioso.

Personajes: Simpáticos y muy vivos. Algunos son crueles y malvados.

¿Dónde puede leerse?: En cualquier sitio.

¿Dónde encontrarlo?: En cualquier librería.


Domenico ScarlattiSonata in Do maggiore, K.159


Comentarios cerrados.