Voyage Pittoresque de La Syrie, de La Phenicie, de La Palestina et De Le Basse Egypte

Artículo escrito por: Augusto Prieto

El dibujante francés de origen catalán Jean-François Cassas, acompañó en 1784 a Choiseul-Gouffier en su embajada ante la Sublime Puerta y prolongó a continuación su viaje por Oriente durante tres años realizando bocetos y dibujos para una magna obra que hubiera debido de componerse con más de cuatrocientos grabados.

La mayoría de los dibujos son de monumentos pero también de piezas arquitectónicas, animales, trajes y escenas costumbristas.

Son característicos, porque en ellos, el autor hace una recreación teatral en la que sueña una atmósfera, representando los monumentos vivos, habitados por cortejos a caballo, hendidos por el humo que asciende de los pebeteros hacia el cielo. Destacan por encima de los demás, los de las pirámides de Gizeh, Tebas, el templo de Denderah, las ruinas de Palmira, las mezquitas de El Cairo y los templos libanes de Baalbec.

Desafortunadamente la belleza y la perfección de los grabados, ejecutados por Racine, de la única edición de París -1799, tres volúmenes en uno, In Folio- ha sido causa de la destrucción de muchos ejemplares para ser vendidos despiezados. Un desastre común a casi todos los libros ilustrados.

Son 180 grabados de los cuales 28 lo son a doble página. Existen suntuosos ejemplares coloreados a mano que nunca alcanzan la belleza de los que carecen de color.

Calificación: Maravilloso

Tipo de lector: Privilegiados

¿Dónde puede leerse?: Al regresar de Oriente para evocar las sensaciones

¿Dónde encontrarlo?: Bibliotecas, anticuarios, subastas internacionales


haendelsarabande


Comentarios cerrados.