La Concesión del Teléfono

Artículo escrito por: Gabriel Ramírez Lozano

Este es un libro para leer una tarde cualquiera, en un lugar cualquiera. Da lo mismo. Porque La Concesión del Teléfono lo que logra en cualquier momento, en cualquier sitio y en cualquier persona es un cambio de color. Elija usted el que quiera, pero que sea coincidente con la sonrisa.

Finales del siglo XIX. El teléfono es algo extraño, novedoso. En Sicilia no cabe casi nada que lo sea. Pippo (personaje principal) quiere uno al precio que sea. Y lo solicita. A partir de ese momento, disparate tras disparate, la concesión de la línea telefónica se convierte en una historia muy divertida, muy visual y más profunda de lo que puede aparentar. La sociedad siciliana no escapa a la crítica. El autor utiliza un buen número de registros literarios para narrar lo que quiere. Desde el género epistolar hasta documentos oficiales. Los mezcla sin que se pierda un ritmo de lectura muy agradable.

Andrea Camilleri logra una obra que alegra el día a cualquiera. Así que, los deprimidos, los aburridos, los tostones, pero también los que tienen ganas de pasar un buen rato, salgan corriendo a comprar un ejemplar.

Calificación: Muy divertido.

Tipo de lector: Cualquiera.

Tipo de lectura: Muy agradable.

No le sobra nada.

Argumento: El gran disparate burocrático.

Personajes: Sencillos y cercanos.

¿Dónde puede leerse?: Da igual.


Placido DomingoO Sole Mio


Comentarios cerrados.