Caín

Artículo escrito por: Augusto Prieto

He de decir que me molesta mucho la manera de puntuar y la utilización de las mayúsculas que hace Saramago en sus novelas. Me parece arbitraria e innecesaria para tan gran escritor. También puede ser que la subjetividad que consigue con ese sistema tenga una profundidad adonde muchos no llegamos.

El caso es que su prosa es clara, precisa e incisiva y que enmascara con habilidad temas de una importancia capital y conmovedora.

En este libro, el autor utiliza a un personaje bíblico bastante desacreditado, Caín, para reivindicarlo y dándole vuelta a los textos bíblicos crearle una vida nueva. Un spin-off. Es el pretexto para hablar de la venganza -la humana y la divina- sobre el origen del mal y su relativismo. Es una crítica a la autoridad de Dios, la parcialidad de los textos sagrados de tres religiones y a cualquier iglesia que pretenda subsistir amparada en la fabulación. Saramago, de alguna manera crea a Dios y supervisa su obra analizando las relaciones con sus criaturas literarias que se quejan, le cuestionan y se sublevan. Una visión alternativa. Por fin conocemos las motivaciones profundas de la traición y sus consecuencias.

“Fuimos nosotros quienes inventamos a Dios a nuestra imagen y semejanza, y por eso Dios es tan cruel”, dijo el Premio Nobel en la presentación del libro y sobre este tema desarrolla la narración.

La aventura de Caín es entretenida. Irónica y mordaz. Su publicación despertó gran polémica en los sectores católicos y conservadores de Portugal.

Calificación: Muy bueno

Tipo de lector: Cualquiera

Tipo de lectura: Amena

Argumento: Un repaso alternativo al Antiguo Testamento

Personajes: Cargados de ironía y de resentimiento

¿Dónde puede leerse?: En cualquier parte

¿Dónde encontrarlo?: Por ejemplo en www.libreriamendez.net o en tu librería favorita.


Diego el Cigala y Bebo ValdesLagrimas Negras


Comentarios cerrados.