Edipo Rey

Artículo escrito por: Carmen Neke

Una tragedia magistral de Sófocles, por el tema, la construcción, la estructura, el ritmo de presentación de personajes y de descubrimiento paulatino de nuevos datos hasta llegar a la terrible conclusión final, el retraso por medio de coros para mantener la tensión… Una verdadera obra maestra, y pensar que estamos en el puro principio del teatro, la capacidad de Sófocles de estructurar la presentación escénica ya la quisieran muchos autores contemporáneos.

El tema fundamental de Edipo Rey es el destino. Los dioses dominan el destino del hombre y éste no puede hacer nada para cambiarlo, porque todo lo que haga se volverá contra él. El héroe, por muy poderoso que sea, está totalmente indefenso ante los designios divinos. Llama la atención la actitud general de aceptación de los oráculos, pues realmente son éstos los que han provocado todos los problemas del héroe: en ningún momento se sugiere que habría sido mucho mejor no saber lo que les deparaba el destino, de no haber habido oráculos premonitorios los personajes no habrían actuado de la manera en que lo hicieron, provocando su propia desgracia con sus actos. Edipo no es víctima de su destino, sino de su intento (suyo y de sus padres) de huír de él. El destino es el designio de los dioses, y los humanos que intentan luchar contra los dioses y lo que ellos han decretado tendrán que esperar un duro castigo, esa es la filosofía subyacente en la obra.

Calificación: Un clásico imprescindible.
Tipo de lector: Lectura obligada para todo el mundo que habla sobre la figura de Edipo sin conocimiento de causa.
Tipo de lectura: Intrigante y amena.
Argumento: De sobra conocido, excepto para el pobre Edipo.
Personajes: Edipo, sus padres falsos, sus padres verdaderos, los oráculos y los dioses. Una mezcla explosiva.
¿Dónde puede leerse?: En el transporte público para quedar como un rey.  O en casa tranquilamente, para disfrutar bien de la obra.


Natalie ColeL.O.V.E. (L is for the way you look at me…)


Comentarios cerrados.