abr 26 2010

Fous Du Caire

Artículo escrito por: Augusto Prieto

Mercedes Volait es conocida en Francia por sus trabajos especializados en la arquitectura y las artes decorativas en el Egipto colonial. Esta obra, profusamente salpicada con fotografías inéditas, rescatadas de archivos y bibliotecas hace un recorrido por la vida y las moradas de una serie de interesantísimos personajes europeos que se instalaron en la ciudad medieval de El Cairo durante los últimos años del siglo XIX y los inicios del XX. Artistas, arquitectos y diletantes que crearon atmósferas en la época dorada del orientalismo, se estudian su vida, circunstancias y creaciones. Nos acercamos a las extravagancias de Charles de Tabernier, Arthur-Ali Rhoné, Gaston de Saint-Maurice o de Jules Bourgoin, personas inéditas en nuestro país, se recorren su bibliografía y sus colecciones que hoy forman parte de los principales museos del mundo.

Esta mirada, provoca por supuesto una reflexión que se proyecta sobre las capitales europeas, París y Londres pero también Madrid donde los Xifré se hacen construir un palacete oriental frente al museo del Prado que fue destruido por la especulación y que ojalá estuviera aún.

El trabajo está muy bien documentado con un recorrido temático ameno y numerosos catálogos de fuentes y de datos que lo convierten en un libro indispensable para los interesados en el orientalismo. Un cruce de miradas.

La autora fue galardonada con el premio Jean-Edouard Goby del prestigioso Instituto de Francia.

Calificación: Excelente.

Tipo de lector: Interesados en el orientalismo y la decoración de interiores.

Tipo de lectura: Especializada. Solo disponible en francés en este momento.

¿Dónde puede leerse?: Para documentar un viaje muy diferente a El Cairo.

¿Dónde encontrarlo?: En la librería Antonio Machado del Círculo de Bellas Artes de Madrid. www.machadolibros.com


Charlie Haden Quartet West In Love in Vain


abr 26 2010

La Hermana de Eloisa

Artículo escrito por: Augusto Prieto

La Hermana de Eloisa es el título del cuento que da nombre a un libro que incluye cuatro cuentos más: La Escritura del Dios y El Fín, de la mano de Borges y de los que no vamos a hablar aquí y El doctor Sotiropoulos y El Abra, obras de Levinson.

Es el único cuento de Borges que no está en las obras completas. Esto es así porque tiene autoría doble. Tampoco se ha editado nunca con las obras en colaboración porque todas son ensayos. Existe, por lo tanto, solamente la edición original de Ene Editorial de 1955.

Del ese cuento solo, se ha hecho recientemente una edición de arte ilustrada por Antonio Seguí. No nos parece conjunción afortunada.

Tiene más de la manera narrativa de Levinson que de la de Borges, aunque se ve la mano del maestro en la utilización del lenguaje, en el acabado final. El texto no tiene la profundidad de la obra borgeana. El narrador juega con nuestra incertidumbre sobre la solidez de su inteligencia hasta el final, en un cuento en el que brilla la atracción por la imagen de una mujer a través del tiempo, hay un sutil juego de usurpaciones y el carácter, el discreto encanto de la burguesía argentina.

Sin embargo los dos relatos de Mercedes Levinson, que comenzó a escribir bajo seudónimo de Lisa Lenson, son interesantes y perturbadores, uno trabaja sobre avatares y transmigraciones a la manera de Stevenson y en el otro sobre el tema de una venganza terrible. Lo más destacado de la edición sin ninguna duda. La actualización de una autora no muy conocida en nuestro país.

Calificación: Bueno

Tipo de lector: Cualquiera

Tipo de lectura: Sencilla

Argumentos: Bien hilvanados

Personajes: Bien dibujados

¿Dónde puede leerse?: En cualquier parte

¿Dónde encontrarlo?: Intentarlo en: www.libreriadelcentro.net


Charlie HadenTwilight Song


abr 26 2010

Las Sonatas

Artículo escrito por: Carmen Neke

El protagonista de Las Sonatas de Valle-Inclán, el marqués de Bradomín, es un sinvergüenza, enamoradizo y casquivano, orgulloso y poco de fiar. Pero tiene un encanto tal, una pasión, una autenticidad y un deseo tan grande de vivir, que lo convierten en uno de los personajes más inolvidables de la literatura. Las Sonatas están narradas en primera persona por el marqués, pero su narración es una interpretación muy personal de los hechos que está rememorando. Y no pocas veces hay enormes contradicciones entre lo que dice y afirma el narrador, y los hechos que lleva a cabo el personaje. Es muy poco de fiar, este marqués.

La Sonata de Primavera es la más incomprendida de las cuatro. Ambiente modernista sí, de poema de Rubén Darío con su palacio italiano lleno de princesas, la bella hija mayor que quiere ser monja y es tan santa que no concibe los amores que siente por ella el Marqués de Bradomín, quien muere solo por tenerla cerca, por rozar su mano… Pero hay que leer entre líneas, hay que prestar mucha atención a los guiños que don Ramón nos va dejando a lo largo del texto, y sobre todo tengamos muy en cuenta ese final tan despiadado. Valle-Inclán está haciendo uso de esa estética modernista para burlarse justamente de sus excesos, y hace vivir a Bradomín un amor puramente platónico para condenar el efecto asfixiante y demoledor de las doctrinas de la Iglesia de Roma sobre algo tan bello y natural como es el amor entre un hombre y una mujer. Cada vez que el marqués de Bradomín se refiere a María Rosario como “santa”, se puede sentir la ironía tan mordaz con la que el autor está usando esta palabra.

En la Sonata de Estío, el marqués de Bradomín viaja a México para recuperarse de unos amores desgraciados, para volver a enamorarse a las primeras de cambio de la primera mujer hermosa con la que se encuentra. El estío es la época de su plenitud amorosa, no solamente con la Niña Chole con la que logrará hazañas amatorias inigualables por un simple mortal, sino que sus amores y deseos se hacen extensivos (de pensamiento si no de obra) a otras mujeres, e incluso hombres, que se cruzan en su camino. Un ambiente exótico, de libertad y de sensualidad, hace posible que el marqués dé rienda suelta a sus sentidos aún poniendo en riesgo su propia vida. Y la Niña Chole, aunque cruel y pecadora, va a gozar de un destino mucho más benévolo que el que tuviera María Rosario en la Sonata de Primavera, a pesar de su santidad.

En la Sonata de Otoño en marqués juega en casa, va a Galicia a visitar a Concha, su primer amor de juventud que moribunda le reclama a su lado, y se encuentra allí rodeado de recuerdos y de familiares, en un ambiente en el que el verano gallego ya da paso al otoño y este al invierno. Mientras tanto, Concha apura con el Marqués los últimos momentos de felicidad amorosa que le son permitidos, después de que sus amores de juventud se truncaran por la oposición familiar (y por las infidelidades de Bradomín). Como siempre, el Marqués no tiene más que palabras de elogio para la mujer (o las mujeres) que en ese momento son las receptoras de su pasión, en todas ellas encuentra algo positivo y algo que amar, e incluso sus defectos le parecen virtudes. Bradomín, tan impío y tan religioso al mismo tiempo, sigue sintiendo un placer especial en rivalizar con Dios por el amor de las mujeres devotas y creyentes. Pero también se hace viejo, y la cercanía de la muerte le hace cada vez más temeroso de su eterno rival, Jesús el Nazareno, quien finalmente podría llegar a alzarse victorioso y llegar a arrebatarle a todas sus conquistas. Esta es la melancólica conclusión final, que cierra el último episodio del otoño de su vida y da paso a lo que será el invierno de su vida.

En la Sonata de Invierno se aman las causas perdidas, las pecadoras arrepentidas, las santas pecadoras, la languidez de la enfermedad y de la resistencia vencida. Política, amor y religión se entremezclan y responden al mismo ideal estético decadentista, el invierno llega a las tierras de Navarra y a la vida y al espíritu del Marqués de Bradomín. Los amores ya nunca más serán lo que fueron, las guerras han perdido todo su carácter heroico, la religión es un pacto que cerrar antes de la muerte para asegurarse la salvación eterna. Lo único que le queda a Bradomín es el escepticismo que le han dejado todas sus ansias sentimentales que se malograron. Sus amores se han vuelto perversos, o canallas y cínicos (por temeroso de su capacidad viril) hacia las mujeres que aún son capaces de quererlo. Esta es la Sonata más artificiosa e ironizante de todas. Valle-Inclán se toma mucho menos en serio lo que aquí escribe, y esa ironía llega a chocar con el carácter melancólico y resignado de fin de una época que es lo mejor de esta obra.

Calificación: Una obra maestra de la literatura.
Tipo de lector: Que sepa apreciar el sabor añejo de un gran clásico.
Tipo de lectura: Entretenida pero muy especial. Pide una lectura pausada y atenta, saboreando las frases en todos sus matices.
Engancha desde la primera línea.
Alguna página descriptiva le sobra.
Argumento: Las aventuras y desventuras amorosas del Marqués de Bradomín en un ambiente modernista y decadente.
Personajes: Idealizados, arquetípicos, simbólicos. Increíbles y entrañables.
¿Dónde puede leerse? Junto a una ventana con vistas al jardín, viendo pasar las estaciones del año.


Richard GallianoLa valse a Margaux


abr 25 2010

Bajo el volcán

Artículo escrito por: Carmen Neke

Bajo el volcán de Malcolm Lowry es una novela extraña, de tema duro pero escrito con una enorme ligereza de estilo.  La lectura se hace pesada a veces por la incoherencia de la narración, que sigue los procesos mentales del protagonista y estos se ven gravemente afectados por las enormes cantidades de alcohol consumidas a lo largo de la vida del Cónsul (porque curiosamente, en la novela Geoffrey Firmin no bebe tanto, desde luego no más que los otros personajes).

Hay saltos temporales, delirios del Cónsul y la triste temática de un hombre que ve cómo su vida se va a pique a causa de una adicción al alcohol que ya no puede controlar. Queda la duda de si los problemas del Cónsul han sido provocados por el alcohol, o si fue justamente su vida problemática y sin salida la que lo sumergió en el alcoholismo y lo convirtió en la mera forma del hombre que había sido alguna vez, ese joven prometedor que escribía poesía.  Lo único que queda de eso es un último poema, sin terminar, garabateado en la cuenta de un bar:

Some years ago he started to escape
… has been … escaping ever since
Not knowing his pursuers gave up hope
Of seeing him (dance) at the end of a rope
Hounded by eyes and thronged terrors now the lens
Of glaring world that shunned even his defence
Reading him strictly in the preterite tense
Spent no … thinking him not worth
(Even) … the price of a cold cell.
There would have been a scandal at his death
Perhaps.  No more than this.  Some tell
Strange hellish tales of this poor foundered soul
Who once fled north …

Calificación: Muy bueno pero irregular.
Tipo de lector: Con tablas y paciencia.
Tipo de lectura: Ligera pero exigente.
Engancha desde el primer capítulo.
Le sobran páginas en la parte central, el principio y el final son realmente magníficos.
Argumento: el descenso a los infiernos del Cónsul británico Geoffrey Firmin en Cuernavaca (México) el día de difuntos de 1938.
Personajes: Complejos, torturados, capaces de las mejores y las peores acciones.
¿Dónde puede leerse? Lejos del mundanal ruido.


Bill EvansEmily


abr 25 2010

Harry Potter y la piedra filosofal

Artículo escrito por: Carmen Neke

La serie de novelas de Harry Potter ha recibido críticas de todo tipo. Los libros estarían mal escritos, no contendrían ni una sola idea original de la autora, los argumentos serían puros refritos de los clásicos de la literatura fantástica, con personajes arquetípicos, diálogos soporíferos, incontables contradicciones internas…

Todo esto que se lo digan a ese niño de once años, que al abrir las páginas de esta novela y sumergirse en su lectura descubre por primera vez la magia de un libro capaz de absorberle por completo. Que le hace olvidarse de la tele, el ordenador, la consola de juegos y casi de comer. Si sale está deseando volver a casa para continuar la lectura, por las mañanas se levantará media hora antes para poder leer unas páginas antes de ir al colegio.

Este libro es pura magia. Regáleselo a todos los niños de once años que tenga a su alrededor: aunque no vuelvan a leer otro libro, habrán tenido al menos una experiencia fantástica de lectura en su vida.

Calificación: Mágico.
Tipo de lector: Cualquiera.
Tipo de lectura: Ávida y compulsiva.
Engancha desde el principio.
No le sobran páginas porque no quieres que se acabe nunca.
¿Dónde puede leerse? En cualquier parte, literalmente.


Charlie HadenEn la orilla del mundo


abr 25 2010

Una Breve Historia de Casi Todo

Artículo escrito por: Gabriel Ramírez Lozano

Para alguien que no entiende de casi nada como yo, supone un respiro encontrar libros como Una Breve Historia de Casi Todo. Con el libro de Bill Bryson en las manos, ya no se topa con la geología o la química, a través de las anécdotas (más que divertidas) que narra se logra entender la mentalidad del investigador encuadrado en la época que vivió, se entiendes cosas que parecían lejanas y exclusivas de otros.

Por ejemplo, la forma de explicar el Big Bang hace que cualquier ser humano se sienta inteligente. Algo así puede comprenderse.

Los jóvenes que pelean, a diario, con sus libros de textos enconrarían en este ensayo una magnífica referencia para complementar sus estudios. El resto pueden acercarse al mundo de la ciencia con naturalidad y dejando los miedos aparte.

Comprender lo que somos es importante. Hacerlo con un libro en las manos (novela, poemario o un ensayo) es fascinante.

Calificación: Apasionante.

Tipo de lector: El que quiera saber algo más allá.

Tipo de lectura: Increiblemente divertida.

¿Dónde puede leerse?: En cualquier parte.


Charlie Haden y Gonzalo RubalcabaFuiste tú


abr 25 2010

Leyenda del César Visionario

Artículo escrito por: Gabriel Ramírez Lozano

Francisco Umbral era de esos autores irregulares que publicaba una magnífica novela y, a continuación, un pestiño. Leyenda del César Visionario es de las primera, de las buenas, de las inolvidables.

En plena guerra civil española, Franco hace y deshace en el territorio que ya considera propio. El retrato del dictador es minucioso, hondo. La vida en esos lugares se va convirtiendo en imposible para los intelectuales que mantenían esperanzas y pensaban que la cosa sería menos de lo que fue. Y, cargando con la trama, un tipógrafo encuentra en su trabajo un hueco en el que puede sobrevivir. Con esto, Umbral consigue un perfil de todos sus personajes que hace de la novela algo grande. Independientemente de la ideología que vierte el autor sin miramientos, la obra es compacta y verosímil.

Una fotografía del principio del fin para una España destrozada por la guerra. Y, aún siendo una novela de ficción, una forma de comprender lo que sucedió durante los cuarenta años posteriores.

A Francisco Umbral hay que leerle para descubrirle. Como a todos los autores, ya lo sé. Pero de este hay que leer todo porque se corre el riesgo de dejar una magnífica novela en el olvido publicada después de una decepción literaria firmada por él.

Calificación: Excelente.

Tipo de lector: Cualquiera que esté interesado en comprender y descubrir que la literatura, está donde está, por eso.

Tipo de lectura: Fácil, inquietante.

Argumento: Muy bien planteado y mejor resuelto.

Personajes: Magníficos.

¿Dónde puede leerse?: En cualquier parte.


Charlie Haden Travels


abr 24 2010

El Baile

Artículo escrito por: Gabriel Ramírez Lozano

Conocí la obra de Irene Nemirovsky hace muchos años. Un librero que me solía reservar todos los libros que le gustaban (y que, luego, me gustaban a mí) me entregó un pequeño volumen de El Baile. Noventa y tres páginas. Asombroso por su brutalidad al enfocar el mundo, lleno de una expresividad aplastante, cuenta cómo una muchacha destroza la reputación de su familia que ha llegado donde está a base de negocios rodeados de suerte. Una madre cegada por querer ser lo que no es, un padre que no se entera de nada, una institutriz atontada y una sociedad cerrada que a la mínima muestra de debilidad te sepulta para siempre, son los ingredientes de una novela magnífica.

Nada de adornos al escribir. El desprecio de unos y otros no puede maquillarse con escrituras mentirosas. Nada de discursos enrevesados cuando lo que se enfrenta es un problema social tan viejo como la propia sociedad. Una maravillosa novela.

Calificación: Excelente.

Tipo de lector: Cualquiera. Los jóvenes tienen una oportunidad de conocer el poder de la soberbia.

Tipo de lectura: Fácil y muy amable.

Argumento: Lineal, muy bien planteado y mejor resuelto.

Personajes: Magníficos. Casi se les puede tocar

¿Dónde puede leerse?: En cualquier parte.


james bluntyou re beautiful