La Noche del Oráculo

Artículo escrito por: Carmen Neke

Como todas las novelas de Paul Auster que conozco, La noche del oráculo también trata sobre un novelista desgraciado, con bloqueo y residente en Brooklyn, que se compra un cuaderno donde escribe la historia de un editor literario al que le dan un manuscrito y que se lo abandona todo tras ocurrirle una desgracia. En conjunto resulta un libro malogrado, aunque tengo que admitir que la segunda mitad gana mucho con respecto a la primera. La novela dentro de la novela que aparece al principio es enormemente mala, por suerte al escritor se le atascan las ideas y la deja inconclusa.

La idea de la novela y la trama sin embargo son buenas, y Auster escribe realmente bien. El problema de Auster como escritor es que no sabe cómo contar una historia, y mucho menos dos historias paralelas. La estructura de la novela es pésima, hay saltos, vacíos, repeticiones, incongruencias, que van robando fuerza a la magnífica prosa del autor y a la tensión de la trama. Auster es como un malabarista que ha lanzado demasiadas bolas al aire y no sabe qué hacer con ellas, de manera que se le van cayendo una tras otra al suelo.

Calificación: Flojo.
Tipo de lector: Solo para los seguidores fanáticos de Auster.
Tipo de lectura: Entretenida, sin más.
No llega a enganchar por lo enrevesado de la trama.
Le sobran hilos narrativos.
Personajes: Los mismos de todas las novelas de Auster.
¿Dónde puede leerse?: De viaje en un país de idioma desconocido, siendo este el único libro comprensible que se tiene a mano.


Stan GetzIt Might As Well Be Spring


Comentarios cerrados.