Ruido de fondo

Artículo escrito por: Carmen Neke

Los diálogos en los que se basa Ruido de fondo de Don DeLillo recuerdan a las típicas conversaciones absurdas de ciertas comedias americanas, es la manera de DeLillo de hacer la crítica social de una época y una clase social determinada, pero de forma indirecta. El narrador en primera persona en realidad no nos cuenta una historia, nos cuenta su vida. Nos dice lo que hace, lo que piensa, lo que hace la gente con la que se encuentra y lo que esta gente le dice. Nos habla de su mujer, sus hijos, su trabajo. Nos da sus opiniones sobre muy diferentes temas. Pero una “historia” en sí no la hay en la novela.

Esa voz narrativa consigue mantener el interés del lector hasta el sorprendente final, en el que en realidad tampoco pasa nada, al igual que en el resto de la novela. Se podría decir que es un libro en el que se reflejan la vida y las conversaciones de la típica familia americana protagonista de una serie televisiva, pero su vida y sus conversaciones en el momento en que no están en antena.

Calificación: Muy bueno.
Tipo de lector: Lectores a quienes les gusten las nuevas formas narrativas y no precisen tener un hilo argumental en sus lecturas.
Tipo de lectura: Ligera pero requiere concentración para no perder detalles importantes.
Engancha desde el principio si conectas con la forma de narrar del autor.
Todas las páginas son igual de (in)trascendentes.
Argumento: Una vida resumida en conversaciones cotidianas.
Personajes: Una familia cualquiera, muy normales en su excentricidad.
¿Dónde puede leerse?: Sentado en el sofá frente al televisor, preferentemente con el televisor apagado.


Ella FitzgeraldAlways


Comentarios cerrados.