Short Cuts

Artículo escrito por: Gabriel Ramírez Lozano

Me han llegado algunos mensajes preguntando cuál es la diferencia entre relato breve y cuento. Contesto aquí y así me ahorro trabajo. Ninguna. Son la misma cosa. Pues eso.

Y, por si alguien no lo sabe, Raymond Carver es uno de los mejores cuentistas de la historia de la literatura. Short Cuts es uno de sus libros de relatos. Short Cuts es una joya de la literatura. En un cosmos lleno de perdedores, de pequeñas cosas que fabrican el mundo sin que nos demos cuenta, de narradores con intenciones ocultas que intentan disfrazar un mundo imposible, de historias sencillas que acaban con las esperanzas o con vidas enteras. Podría parecer, con esto que digo, que leer estos relatos es garantía segura de depresión. Ni mucho menos. Cuando se escribe con honestidad eso nunca pasa. Tan sólo se disfruta de la buena literatura. Si alguien se queda tocado es porque algo le resulta familiar. Eso es cosa de cada uno.

Ahora bien, los relatos de Carver presentan un problema: mal leídos pueden parecer anodinos, planos, cercanos a la nada. Un problema que, con una buena lectura, los convierte en obras maestras. Presten atención a la voz narrativa. Intenten interpretar lo que les quieren decir, no se queden en la superficie. Se perderían lo mejor. Y cuidado con esos saltos temporales que utiliza Carver para dejar dicho sin escribir una sola coma (elipsis). Si rellenan los huecos vivirán una experiencia única porque estarán escribiendo con el autor. A la vez. Será como si le susurraran a Carver lo que no dice y él asintiera sonriendo.

Calificación: Excelente.

Tipo de lector: Todo aquel que no le guste que le cueten pelos y señales.

Tipo de lectura: Exigente. Inolvidable.

Engancha. Puede causar adicción.

No sobra ni una coma.

Personajes: Cada uno de ellos es una pequeña obra maestra.

¿Dónde puede leerse?: Cualquier sitio.


Bajofondo Tango ClubFairly Right (feat. Elvis Costello)


Comentarios cerrados.