abr 11 2010

Del Amor

Artículo escrito por: Gabriel Ramírez Lozano

Nunca he entendido por que extraña razón un libro como es Del Amor de Alain de Botton pasó más bien desapercibido cuando se tradujo y publicó en España. Eso fue durante el año 1995. Y nunca lo he entendido porque me parece que es una de las mejores novelas francesas de los últimos treinta años.

Un muchacho coincide en un avión con una chica. Se conocen, se enamoran y comienza a producirse el conocimiento profundo de ambos. Pero desde el otro. Es decir comienzan a conocerse a sí mismos. En occidente tendemos a buscar fuera. Por ejemplo, soy celoso porque él o ella coquetea con todo lo que se mueve. En oriente son más de buscar dentro. Por ejemplo, soy celoso porque estoy enfermo de la cabeza o, sencillamente, soy un imbécil. Y eso es lo que cuenta esta maravillosa novela. Los personajes se descubren en un espejo que se llama pareja.

De Botton lo hace, francamente, bien. Traza una historia realista, sensata y muy cercana a cualquier mortal. Posiblemente , esa historia que narra sea la misma que vivimos nosotros cada cierto tiempo y no queremos o no sabemos ver.

La fina ironía del autor es una constante en la narración y convierte la experiencia lectora en algo delicioso.

Calificación: Muy bueno. Pero muy, muy, bueno.
Tipo de lector: Cualquiera.
Tipo de lectura: Invita a la reflexión por su delicadeza al plantear asuntos espinosos.
Engancha desde el principio.
No le sobra ni una página.
Argumento: Enamorarse, enterarse de lo que pasa y, encima, sobrevivir.
Personajes: Francamente bien dibujados desde la zona más íntima de cada uno de ellos.
¿Dónde puede leerse?: En cualquier parte. Cuidado si lo hace en un avión. Mire antes a su derecha para saber quién le acompaña.


hear the voicesthe manhattan transfer


abr 11 2010

La noche de los tiempos

Artículo escrito por: Carmen Neke

Lo que diferencia una novela buena de una novela genial, es que las novelas geniales, las que hacen época, son un mundo en sí mismas. Obras como La Regenta, Cien años de soledad, La casa verde esconden entre sus páginas un mundo propio, único, basado o no en la realidad que da igual: abrir sus páginas es parar el reloj de tu vida para sumergirte en la vida de Ana Orozco, Aureliano Buendía o el sargento Lituma, quienes a partir de entonces son seres con una identidad tan real como las personas de carne y hueso con las que te encuentras a diario.

En La noche de los tiempos, Antonio Muñoz Molina ha logrado crear eso que hacía tanto tiempo que no se creaba en España: una novela total, con un espacio, un tiempo y un mundo propios. Una novela histórica que al mismo tiempo no lo es, porque es sobre todo el espacio donde habitan Ignacio Abel y Judith Biely. MM ha escrito su novela de manera minuciosoa, casi artesanal, no descuidando ningún detalle del relato. Una novela de casi mil páginas donde no falta ni sobra ninguna palabra, con una estructura narrativa tan compleja, elaborada y cuidada como la de un relato corto. El autor se ha tomado su tiempo y su trabajo a la hora de construir la novela, y eso lo agradece el lector: todo el esfuerzo de construcción novelísitica ya lo ha llevado a cabo el autor, el lector lo único que tiene que hacer es sentarse cómodamente y disfrutar de la lectura.

No es una novela clásica. La historia se va contando en un vaivén de ida y vuelta, el autor se manifiesta en primera persona al principio de la novela, imaginando a su protagonista en una estación de Pennsylvania en el otoño de 1936. Y desde ahí, desde ese viaje en tren que Ignacio Abel está a punto de emprender, van surgiendo los recuerdos del último año transcurrido, donde sus experiencias personales se irán mezclando con los hechos históricos en España que le acabaron llevando al destierro. La narración va y viene del pasado al presente, de España a América, con un doble avance en paralelo donde a veces se vuelve al pasado y a veces se adelanta lo que va a ocurrir. Y a veces el mismo autor interviene para dar su comentario sobre lo que confiesa estar imaginando en ese mismo momento. Pero esa elaboración minuciosa de la que hablaba antes hace que estos saltos narrativos no dificulten en absoluto la lectura, el avance es tan lento y tan detallado que el lector nunca corre el riesgo de perderse en la historia. Y mientras tanto vamos conociendo a los personajes en toda su complejidad, las virtudes iniciales después resultan no serlo tanto, y otros defectos encuentran su explícación en las circunstancias vitales en las que se movieron los personajes. Todo el mundo tiene su cara y su cruz, nadie es perfecto o imperfecto, pero todos los personajes acaban resultando entrañables por su propia condición de seres humanos intentando sobrevivir en un mundo que se viene abajo.

En resumen: una novela inmensa, única.

Calificación: Extraordinario.
Tipo de lector: Con buen criterio, que prefiera la calidad a los artificios.
Tipo de lectura: Pausada, detallista, intimista a ratos.
Engancha desde el principio.
No le sobra ni una página a pesar de su longitud.
Argumento: El idealismo y el amor prohibido en una época de polarización política que traería consigo el fin del mundo para la gente que lo vivió.
Personajes: Lo mejor de la novela, construidos hasta el último detalle en toda su complejidad.
¿Dónde puede leerse?: En cualquier parte, aunque el volumen no se presta fácilmente al transporte.


capimthe manhattan transfer


abr 11 2010

Teoría y Técnica del Cuento

Artículo escrito por: Gabriel Ramírez Lozano

Interesante y escasa obra de Enrique Anderson Imbert en la que echa un vistazo a los aspectos más importantes del género. Comienza hablando de lo que es y significa la ficción, pasa por encima de cuestiones puramente técnicas (morfología, por ejemplo) y termina hablando de qué son y representan el espacio, el tiempo, los diálogos y los personajes dentro de la narración.

Conviene tener claro que no es un libro de recetas con las que escribir. Sencillamente, no existen. Aquellos libros que intentan estructurar la escritura como algo rígido a lo que todo el mundo tiene acceso son un engaño. Así de simple. No obstante, tener claro qué es a lo que se intenta enfrentar un candidato a escritor no está nada mal. Podría ser que muchos de los que se adentran en el mundo de la escritura creativa abandonasen antes de fracasar estrepitosamente o dar la paliza con obras menores y contadas un millón de veces.

Teoría y Técnica del Cuento es más un libro para explicar que para seguir como si de un manual se tratara. Más para profesores que intentan explicar lo inexplicable, o escritores que intentan encontrar la forma de centrar lo que hacen, que para alumnos o aspirantes a ser escritores.

Calificación: Pasable.
Tipo de lector: Profesores o escritores que quieren adivinar lo que será un secreto por siempre jamás.
Tipo de lectura: Densa.
A este tipo de libros siempre le faltan páginas. Las importantes. Esas nunca se podrán escribir.
¿Dónde puede leerse?: En la mesa de trabajo.


Diana KrallHow Insensitive