Guerra y Paz

Artículo escrito por: Gabriel Ramírez Lozano

La diferencia entre un relato breve y una novela es que, mientras el primero busca un momento en el que un mundo se modifica por algo que sucede, la novela crea un mundo de ficción con el que se pueda entender el universo real.

La diferencia entre un narrador omnisciente (utilizado hasta finales del siglo XIX) y el resto de narradores (los que se utilizan en la actualidad) es que el primero enseña y explica el mundo, todo lo sabe, mientras que el resto centran su atención en aspectos que ellos mismos pueden desconocer y descubrir a lo largo de la narración.

Aunque es una descripción muy vaga de esas diferencias puede servir para decir que Guerra y Paz de Liev Tolstói es una novela contada por un narrador omnisciente y, dicho sea de paso, llena de injerencias por parte del propio autor que no afean la narración sino que la complementan. Es un novelón en todos los sentidos. Mil ochocientas cincuenta y seis páginas, una historia absolutamente maravillosa escrita por uno de los grandes autores de la historia, una traducción espléndida (recomendamos la editada por “del Taller de Mario Muchnik” a cargo de Lydia Kúper).

Por ejemplo, la batalla de Borodinó, tal y como está descrita en esta obra es, posiblemente, la narración bélica mejor tratada de todos los tiempos.

Los personajes, desde Pierre Bezújov hasta el asistente Morel, se presentan con sitio propio en la novela con su personalidad dibujada por completo de forma magistral.

Un clásico insustituible.

Calificación: Extraordinario.
Tipo de lector: Nadie debería dejar de leer algo así.
Tipo de lectura: Relativamente sencilla y fascinante.
Engancha desde el principio.
Alguna página que otra sobra (las que corresponden a las injerencias del autor), pero no significa nada cuando se trata de una novela de estas características.
Argumento denso.
Personajes: En alguno de ellos se verá reflejado el lector.
¿Dónde puede leerse?: Cualquier sitio es bueno aunque el libro pesa y llevarlo en el bolso puede acabar cansando.


norah jonessomewhere over the rainbow


Comentarios cerrados.